Iglesia del Salvador de Ribas

Celorico de Basto
Descripción

La tradición asigna la fundación del pequeño monasterio en Ribas a los canónigos regulares de San Agustín. Le habría tocado a don João Peculiar, arzobispo de Braga, proteger el monasterio, señalado por la presencia del cura don Mendo, cuyo cuerpo providenciaría milagros mucho después de su fallecimiento, en 1170, aunque no hayan documentos que lo comprueben.
Debemos destacar la homogeneidad de la Iglesia de Ribas, que debe haber sido construida toda de una sola vez. La decoración muestra una gran coherencia al preferir motivos de perlas, que surge tanto en el interior como en el exterior de la Iglesia.
En su interior, al igual que la mayoría de las iglesias románicas, prevalece otro espíritu, marcado por la contrarreforma y por la renovación litúrgica después del Concilio de Trento (1545-1563). Son ejemplos de ello la exuberancia de la talla en los retablos [altares] y en la cenefa que corona y reviste el arco triunfal, los casetones del techo y la balaustrada del coro. Del conjunto merece también destaque las imágenes del Santísimo Salvador, de la Virgen del Valle y de la Virgen del Rosario.
En la pared del fondo de la capilla mayor, por detrás del retablo mayor [altar principal], se identificó una importante campaña de pintura mural donde se representa al patrono de la Iglesia.  


Ubicación: Celorico de Basto
Crista Dourada

Crista Dourada

La gastronomía del municipio de Fafe es muy apreciada por los vecinos y visitantes. Conozca el...
Más info
Comentarios No hay comentarios de nuestros visitantes. Sea el primero en comentar.
Evaluar: Realizar su evaluación